Habilidades Sociales

El niño solitario es aquel que está tranquilo sin relacionarse con los otros niños (tiene una baja motivación de aproximación al grupo o a otros niños), prefiere estar sólo. No aparece ansiedad social, ni tiene problemas cuando quiere relacionarse con los demás.

El niño inhibido o tímido sería aquel que quiere relacionarse con otros niños o el grupo (tiene una alta motivación de aproximación) pero no lo puede hacer debido a la alta ansiedad social y a la alta motivación de evitar las situaciones sociales.

El niño rechazado es aquel que quiere relacionarse con los demás, (tiene una alta motivación de aproximación), y no tiene una alta ansiedad social, pero son los niños los que no quieren relacionarse con él y lo rechazan.

Para estos tres tipos de niños que nos podemos encontrar, es fundamental trabajar el estilo de interacción que presentan por medio de las habilidades sociales, así trabajaremos el déficit que se observa.

images2

¿Cómo identificar el problema?

Para identificar el problema tenemos que observar que el niño o adolescente presenta desasosiego ante las situaciones sociales, lo pasan mal o intentan evitar situaciones como:

  • Hablar en público (leer en voz alta, hacer un comentario, dar un discurso, hablar a figuras de autoridad)
  • Comer en público
  • Escribir en público
  • Ir a fiestas o cumpleaños
  • Hacer uso de aseos públicos
  • Hablar con personas de autoridad o desconocidos
  • Hablar de forma informar con otros niños, padres o amigos
  • Jugar en público
  • Presentarse ante una persona nueva
  • Iniciar, mantener o terminar una conversación
  • Hacer una pregunta ante una duda
  • Saber decir no o poner límites
  • Pedir ayuda

 

¿Cómo trabajamos el problema?

El tratamiento que mejores resultados tiene es el cognitivo conductual, en el que la exposición a situaciones temidas, junto con el entrenamiento en habilidades sociales es el que más evidencia tiene de su eficacia.

En el tratamiento hay dos fases, una fase educativa en la que se informa al niño de cómo funcionan las normas del grupo y se le informa de cómo se desarrolla la ansiedad y la timidez, y una fase de entrenamiento en habilidades, donde se explican y practican las técnicas de resolución de problemas y el entrenamiento en habilidades sociales.

De forma más concreta, dependiendo de cada caso, se trabajarán:

  • Habilidades básicas de comunicación.
  • Habilidades para hacer amigos
  • Habilidades conversacionales
  • Habilidades con sentimientos
  • Habilidades de solución de problemas interpersonales
  • Habilidades para relacionarse con adultos
  • Comunicación interpersonal
  • Asertividad
  • Interacciones sociales difíciles
  • Manejo de la ansiedad social
  • Mantenimiento de las relaciones
  • Evitar problemas
  • Hacer frente a las provocaciones
  • Seguridad en uno mismo