Crisis de Ansiedad

La ansiedad es una sensación normal que experimentamos las personas alguna vez en momentos de peligro o preocupación. La ansiedad nos sirve para poder reaccionar mejor en momentos difíciles. Sin un mínimo de activación un estudiante no estudiaría para sus exámenes; o en una situación peligrosa con el coche no reaccionaríamos rápidamente, haciéndolo lo mejor que sabemos.

Sin embargo, cuando una persona se encuentra ansiosa con cierta frecuencia sin que parezca haber razón para ello, o cuando esa persona se tensa en exceso, entonces la ansiedad se convierte en un problema que produce sensaciones desagradables.

Como la ansiedad es una reacción normal, el objetivo no es hacer que desaparezca, sino aprender a controlarla y reducirla a niveles manejables y adaptativos.

Cuando una persona tiene ansiedad se produce una excitación en su sistema nervioso, originándose una serie de síntomas. Los más comunes son: tensión en el cuello, hombros y espalda, dificultades de respiración, visión nublada, sofoco, taquicardia, opresión en el pecho, sensación de nudo en el estómago, naúseas, sudoración, temblor, hormigueo en las manos, inestabilidad, temblor y entumecimiento en las piernas.

La ansiedad puede traer consigo sentimientos de infelicidad, depresión, irritabilidad, alteraciones de sueño, desavenencias en las relaciones de pareja, consumo de tóxicos, etc. Por ello, es muy importante ponerse en manos de un profesional para aprender a manejarla.

Algunas personas, para tratar de reducir la tensión desagradable que sienten cuando están ansiosas, suelen comer, fumar o beber en exceso. De momento, esto les alivia, pero a largo plazo la situación se puede complicar. De hecho, el café, el abuso del alcohol y del tabaco aumentan la tendencia a sentir ansiedad. Otras personas, en cambio, tienden a evitar las situaciones que les producen ansiedad. De momento, esa estrategia funciona. Pero, a largo plazo, las cosas pueden ir a peor. Evitar situaciones puede convertirse en un hábito perjudicial. Cuanto más se evita hacer frente a una situación desagradable, más fuerte se hace ésta y más débil se encuentra ante ella la persona, que va perdiendo confianza en sí misma. Así, los problemas no sólo no disminuyen, sino que van en aumento.

Primera consulta

En la primera consulta evaluamos los síntomas de ansiedad que el paciente padece y el contexto en el éste que se encuentra; a veces los problemas de ansiedad están relacionados con un estrés previo motivado por problemas familiares, laborales o personales, aunque no siempre es posible determinar un origen. Algo importante es descartar la presencia de alguna otra enfermedad que pueda estar generando las crisis de ansiedad.

Tras la exploración de los síntomas, informamos detalladamente al paciente de lo que le está sucediendo: el éxito del tratamiento depende en gran parte de que el paciente entienda lo que le está pasando y porqué. Tras esta explicación elaboramos un plan de tratamiento, que no solo va a ir dirigido a eliminar las crisis de ansiedad  sino también a detectar cual fue el disparador de las mismas.

 Tratamiento

Los tratamientos que han demostrado una mayor eficacia en el tratamiento específico ansiedad generalizada son los basados en procedimientos cognitivo-conductuales. En nuestro centro las patologías relacionadas con ansiedad son las más tratadas. Conseguimos en la inmensa mayoría de los casos, que nuestros pacientes, primero minimicen su problema aprendiendo a controlar los síntomas y posteriormente, queden totalmente libres de la ansiedad que nos describieron en la primera consulta.

 Una pregunta recurrente por parte de nuestros pacientes es si el uso de psicofármacos está aconsejado en el tratamiento de la ansiedad.

Pues bien, respetamos el uso de estos psicofármacos cuando el paciente ya está tomándolos al llegar a nuestra consulta, sin embargo, siempre que podamos evitar el uso de los fármacos el paciente podrá evitar los procesos de dependencia y tolerancia que todo psicofármaco conlleva. A veces es imprescindible el tratamiento con fármacos en combinación con nuestra terapia para mitigar los síntomas de la ansiedad aunque en ningún caso los fármacos son curativos en sí mismos.

Centro de Psicología Extremera Sánchez

Solicite una consulta

Teléfono: 976. 24.83.07

2 thoughts on “Crisis de Ansiedad

  1. Patricia martinez

    hola.

    me gustaría recibir información sobre precios de las consultas.
    y quiero pedir una cita con vosotros.
    muchas gracias, un saludo.

    1. Mar Extremera Post author

      Hola Patricia:

      Gracias por interesarte en nuestra consulta. Te respoderemos a tu correo particular. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *